share

Verde agua. Del mar a la pista.

Los colores de las Ducati de competición eran los mismos que se utilizaban en la fabricación de los motores marinos fueraborda e intraborda

El amarillo ocre era un color utilizado para pintar las parte mecánicas de los motores fueraborda Ducati

 
 

La presentación de la nueva familia de las SportClassic a los apasionados de las dos ruedas ha hecho retroceder el reloj de la tradición Ducati a comienzos de los años 70, cuando la casa de Borgo Panigale lanzó las primeras bicilíndricas diseñadas por Fabio Taglioni.

Las SportClassic vuelven a proponer los colores de las antiguas 750 Supersport Desmo y 750 Sport. Pero muchos se preguntan cuál era la fuente de inspiración de las combinaciones cromáticas tan particulares.

No nos olvidemos que los años 70 en el sector de las motocicletas como en el de los automóviles fueron el pretexto para presentar colores y combinaciones cromáticas mucho más similares al estilo hippie de la época que a verdaderas estrategias de marketing.

En este período los colores llamativos como el amarillo, el anaranjado y el rojo se convirtieron en los colores predominantes de la época y los primeros matices

metalizados contribuyeron a ampliar la elección para "personalizarse" y distinguirse de los demás vehículos.

En definitiva, muchas veces era la gráfica cautivadora de una moto o de un coche que capturaba la fantasía de los clientes. Es así que aparecen las anchas bandas negras o blancas en los medios de transporte o bien combinaciones de colores particulares, que se adaptan perfectamente a los cromados de los vehículos, en puro estilo de carrera.

También Ducati siguió las tendencias de la época aunque, honestamente, ya a finales de los años 50 se había intentado identificar un producto con un color en lugar de otro. En 1958 cuando el equipo de competiciones Ducati decidió participar oficialmente en el campeonato mundial en pista de la Clase 125, con la 125 Desmo, la empresa decidió identificar la moto con un carenado color plateado y un bastidor azul claro metalizado, en lugar del rojo de las motos del Motogiro. No sabemos quien tomó esta decisión, pero de hecho estos colores fueron utilizados por Ducati hasta 1973, año en que la casa de Borgo Panigale participó en la 200 Millas, que ganó el entrañable Jarno Saarinen.

Después de tanto tiempo estamos seguros de lo siguiente: los colores de las Ducati de competición en pista no fueron el fruto de un estudio de algún departamento gráfico.

Las pinturas eran las mismas que se utilizaban en la fabricación de los motores diesel y de los motores marinos fueraborda e intraborda que la propia Ducati fabricó entre 1957 y 1976 aproximadamente. El famoso verde agua, que Paul Smart Limited ha vuelto a utilizar recientemente, era un color usado para un gran motor marino intraborda y el amarillo ocre de la 750 Sport y de la 750 Supersport utilizada por Franco Uncini, expuesta en el Museo Ducati era también un color utilizado para pintar las partes mecánicas de los motores fueraborda Ducati.