share

Le proyecto motoscooter Brio

El segundo scooter Ducati: el Brio

Un dibujo técnico realizado en los años 60 que ilustra el proyecto Brio

Otro dibujo técnico que muestra las líneas innovadoras y de grande impacto visual del Brio

Giò Ponti, diseñador del Brio

 
 

El proyecto del segundo scooter Ducati nació con el intento de satisfacer las expectativas de los jóvenes de aquel tiempo que deseaban un medio de transporte versátil, que les permitiera desplazarse más lejos sin utilizar medios públicos ni sus piernas.

Puesto que muchos arquitectos habían estudiado los vehículos de dos ruedas, la administración de Ducati contrató al más importante de la época: Gio Ponti, quien dio exactamente en el blanco, porque gracias al BRIO muchas familias lograron superar aquellos momentos difíciles para los desplazamientos.

El Brio fue presentado en el Salón de Milán de 1963 y fue el segundo intento de Ducati por lo que concierne a los scooters, después de casi 10 años desde la presentación del Cruiser 175.

Todos los proyectos de Motoscooter 48 y 80 cc. tienen como fecha entre 1957 y 1962.

Ponti no rechaza el concepto de serie, sino más bien lo valoriza en la perfección de las soluciones técnicas.
Antes de diseñar motocicletas, Ponti había conocido y profundizado bien el tema de los automóviles. En 1950 en Italia todavía se fabricaban coches diseñados antes de la guerra. La primera innovación real italiana, el Fiat 600, nace sólo en 1955. En este clima, alrededor de 1952-1953, Ponti diseña el coche "Diamante", cuyo nombre deriva de una línea particular ideada por él. La forma se configura a través de las superficies planas de las planchas, de sus líneas marcadas y del techo alto que conforman un perfil tallado como el de un diamante: igual al rascacielos Pirelli, el coche es una construcción-escultura.

En el motoscooter, Ponti propone ideas innovadoras (prestando atención sobre todo a las necesidades prácticas) y de grande impacto visual, sin renunciar a la tradición y evocando los modelos que la gente ya conoce. La evolución ocurre a través de ideas originales que son la expresión de conceptos y significados nuevos.

Es un objeto moderno, sumamente funcional y completamente nuevo, desde el motor al bastidor, que muestra el enorme esfuerzo de la Empresa y su estrategia dirigida a la ampliación de la gama de productos y al lanzamiento de una serie de vehículos de dos ruedas al alcance de todos, de pequeña cilindrada con motores de dos tiempos.

El scooter se caracteriza por:
- bastidor con carrocería portante de chapa estampada, con guardabarros delantero integrado a la carrocería;
- motor alojado en el basculante en posición central, cambio de tres marchas con mando ubicado en el puño giratorio izquierdo del manillar, motor de dos tiempos con refrigeración por aire forzado a través de un ventilador; diámetro interno 38, carrera 42, por una cilindrada de 47,6 cc.;
- la transmisión primaria es por engranajes, mientras que la final, se distingue de la competencia porque es por cadena.


- la suspensión delantera es con pernos a muelles basculantes, la trasera con basculante de chapa. Las ruedas son de 1,75 x 9 y los neumáticos son 23/4 x 9.
- el freno es de tambor central de 105 x 20 mm.
- el volante-magneto-alternador de 6v-18W garantiza la alimentación eléctrica.
- las lámparas del faro delantero son dos: una de bombilla de 6v-18W para las luces de carretera y una tubular de 6V-18W para las luces de cruce. El faro trasero usa una lámpara tubular de 6v-3W.

El Brio era muy manejable y tenía una autonomía de 220 km. con un depósito lleno, y una inevitable velocidad de 40 km/h, conforme al código de circulación.

Después de un año de la presentación del Brio 48 salió una versión con motor de 100cc utilizado incluso por los policías de tráfico de Bolonia, luego reemplazado por el de 50cc, que tenía una cilindrada de 49,6 cc. y acabados más finos.