share

Las heroicas hazañas de un Cucciolo

Una imagen excepcional del Campeonato Micromotores con dos Cucciolo en acción en 1947

Glauco Zitelli (segundo desde la izquierda) durante una competición en 1947

Una versión del Cucciolo preparada para competiciones de resistencia

Cucciolo Nardi: elaboración para competiciones del Cucciolo

Franco Petrucci con su Cucciolo 48 en 1949

 
 

Hoy podemos decir que el éxito arrasador de las motos rojas de Ducati comenzó en 1947 con las fantásticas hazañas del pequeño Cucciolo de 48 cc. Antes de la guerra, Ducati se había convertido en una de las fábricas más grandes del mundo de condensadores eléctricos con exportación mundial. Contaba con una organización directa en las capitales más importantes del mundo y en un sinnúmero de ciudades. Así que cuando en el posguerra se presentó con una sección mecánica de precisión que fabricaba pequeños motores para bicicletas, pudo aprovechar en todas partes sus fuertes y sólidas relaciones y fue más fácil ganar en muchas competiciones. Es importante y curioso recordar las competiciones del Cucciolo, con la cilindrada mínima que jamás había participado en las competiciones (48 centímetros cúbicos).

En 1948 Glauco Zitelli en el Cucciolo de 48 cc. de serie obtuvo la primera victoria entre 60 participantes en "Il Gran Premio Città di Milano" que recorrió las calles de la Feria de Milán, reconstruida después del desastre de la guerra. En el

mismo año el Cucciolo conquista el Récord del Mundo de duración en pista en Buenos Aires, en la Pista F.C. Oeste, durante una competición excepcional para todas las motocicletas. Los tres pilotos Laterza, Allegretti y Lanza no dieron un segundo de tregua a los otros participantes a bordo de medios más poderosos y el público, exaltado por la fantástica competición, se renovó continuamente durante toda la noche, animando a los participantes a continuar luchando. Después de treinta y seis horas Lanza, Allegretti y Laterza eran los dueños absolutos de la pista, batiendo así de forma definitiva y con un amplio margen la marca del mundo anterior. El Sr. Franchini, importador del excepcional micromotor, declaró a la prensa lo siguiente:

"Es realmente sorprendente que estos micromotores de 48 cc. hayan obtenido este resultado y es aún más sorprendente que hayan soportado una lucha de 36 horas consecutivas sin sufrir ninguna avería y consumiendo en total 28 litros de gasolina".

 

Al final, siempre en 1948, el Cucciolo obtiene un fantástico éxito: el récord de distancia de Giancarlo Tironi, que salió de Milán el 7 de agosto y regresó el 16 de septiembre de 1948 después de haber estado en el rally Cicloturistico Internacional de Nueva York (Inglaterra) recorriendo 1.500 km y regresando a través de las localidades inglesas más importantes, pasando por el Mar del Norte hasta el Mar de Irlanda. Desembarcó luego en Ostende y después de haber atravesado Bélgica, Luxemburgo, Francia, Suiza, a través del Paso San Bernardo, el fiel Cucciolo regresó a las carreteras de su tierra y llegó a Milán el 16 de septiembre, después de haber recorrido la increíble distancia de 4600 kilómetros, con un peso total de más de 140 kg. sin ninguna avería en el motor y sin necesitar piezas de recambio. Día a día el Sr. Tironi enviaba su informe y esta prueba representa para el Cucciolo el mejor certificado de eficiencia, resistencia y solidez. Así declaraba a la prensa con admiración: "¡Cachorro galgo! ¡Cada competición es una victoria!".