share

La historia de la fábrica Ducati

La imagen de Villa Lydia en Via Guidotti. El edificio fue la primera fábrica de Ducati entre 1931 y 1935

La primera piedra de la planta de Borgo Panigale, el 1 de junio de 1935

Una imagen de una primera versión de la planta de Borgo Panigale en 1936

Una bonita imagen nocturna de la entrada por Via Emilia

Maqueta de la ampliación de las plantas Ducati en 1942

 
 

Borgo Panigale, en el pasado una agrupación de granjas y casas rurales, es ahora un barrio ubicado en la periferia oeste de Bolonia. Su fama comenzó cuando los hermanos Adriano, Bruno y Marcello Cavalieri Ducati establecieron allí la homónima fábrica, en el lejano 1935.
A partir de 1946 esta imponente planta es reconocida como la "cuna" de las Rojas de Borgo Panigale: pero la verdad es que Ducati no nació en Borgo Panigale.

En realidad no todos saben que los orígenes de Ducati encuentran sus raíces en el corazón de Bolonia. La Società Scientifica Radio Brevetti Ducati (este era el nombre originario de la sociedad) fue fundada el 4 de julio de 1926 y el domicilio estaba en el centro de Bolonia, en Via Collegio di Spagna 9, al lado del homónimo instituto.
Los tres hermanos Ducati alquilaron tres locales en la planta baja, donde comenzaron su actividad. La fábrica verdadera estaba en los sótanos de la residencia de propiedad de la familia Ducati en Viale Guidotti 51.

La actividad creció de manera exponencial, tanto que alrededor de 1931 se amplió la estructura de Villa Lydia, potenciada y transformada en el primer taller de Produzioni Ducati. Fue en aquel tiempo cuando Adriano decidió ampliar la producción de los condensadores a los aparatos de radio completos. Cuando se inauguró la planta de Borgo Panigale, la producción aumentó aún más.
La primera piedra se colocó el 1 de junio de 1935, hace exactamente setenta años. En ese entonces por lo menos 3500 personas trabajaban en una de las empresas mejor organizadas y más avanzadas de Bolonia. La calidad de Ducati no se debía sólo a la naturaleza de los productos realizados, sino también al elevado nivel de servicios de los que gozaban los trabajadores. Todo esto hacía de ella el motivo de orgullo de la industria boloñesa. En de la planta había dos comedores, uno para los empleados y uno para los trabajadores, dos salas de lectura, un instituto profesional, dos pistas de tenis y uno de voleibol. Era una verdadera ciudad en miniatura. El creador del proyecto fue Bruno Cavalieri Ducati,

que utilizó un área de unos 120.000 m2 junto a Via Emilia, en esa época la única carretera que permitía llegar rápidamente al norte y al centro de Italia. De hecho, en medio día era posible entregar el producto acabado en Génova, Florencia y Milán.

En 1938, cuando Ducati amplió la producción al sector de la óptica, se crearon otras dos fábricas en Bazzano y en Crespellano, no lejos de Borgo Panigale. La producción se intensificó al punto que Bruno Ducati comenzó a estudiar un nuevo proyecto para ampliar la fábrica. Entre 1937 y 1942 los miembros más importantes del gobierno de ese entonces visitan la fábrica, Humberto II, hijo del Rey, Benito Mussolini, jefe del gobierno fascista, que visitó la fábrica Ducati el 7 de octubre de 1941 y para terminar el Rey Victorio Emanuel III, que visitó la empresa en 1942.

Fue precisamente gracias a estas importantes visitas que Ducati obtuvo la autorización para ampliarse con el proyecto definido "Planta 2" que habría incrementado el número de trabajadores a 7.000 personas. La ampliación incluía la construcción de la nueva área administrativa, en frente de Via Emilia, cuatro edificios laterales con estructura rectangular destinados a los empleados y una nueva planta de producción de estructura cuadrada, donde ahora se encuentra Ducati Motor. Una de las novedades fue la construcción de una sala de cine y una guardería para los hijos de los empleados. Los trabajos comenzaron en la primavera de 1942, pero debido al ingreso de Italia a la guerra, hubo muchos problemas durante la construcción. De hecho cuando se firmó el armisticio en septiembre de 1943 y la fábrica fue ocupada por las tropas alemanas, los trabajos todavía no habían terminado. Además la fábrica sin terminar fue destruida por un bombardeo el 12 de octubre de 1944.

Sólo al final de la guerra, en mayo de 1945, comenzaron los trabajos de reconstrucción de la fábrica. Después de una primera fase dedicada a la eliminación de los escombros, en noviembre de 1945 comenzó la reestructuración de las áreas dañadas y los trabajos de finalización de las nuevas áreas para la administración y el personal. Las dos plantas de Crespellano y Bazzano fueron vendidas el año en que los hermanos Ducati dejaron la dirección de la empresa. Mientras tanto continuaban los trabajos.

En 1954, durante la conducción estatal, la producción de Ducati fue dividida en Ducati Elettrotecnica y Ducati Meccanica. Ducati Meccanica se encontraba en la Planta 2, mientras que Ducati Elettrotecnica (ahora Ducati Energia) ocupaba el resto del edificio.
Cuando Ducati Meccanica comenzó a producir motores diesel y los vehículos Triumph Tr4 fue necesario ampliar la estructura. Entre 1969 y 1973 se construyeron naves donde actualmente se encuentran las líneas de producción de motos y motores, el departamento que efectúa los mecanizados en los componentes de aluminio y acero y se construyó el gran aparcamiento para los trabajadores, alrededor del cual se predispuso el pequeño circuito donde se probaban las motos de competición y las de serie recién fabricadas.

Además fue derribado uno de los cuatro edificios laterales de la empresa para poder construir un aparcamiento para los proveedores de Ducati. Algo curioso: el edificio demolido contenía un verdadero tesoro, todo el archivo de papel y documentación de Ducati, incluso los diseños técnicos de todas las motos producidas hasta ese momento. Gracias a la diligencia de algunos empleados del departamento técnico, entre ellos Gigi Mengoli, actual Presidente de la Fondazione Ducati, fue posible salvar este importante archivo.

Con la compra en 1996 de parte de TPG, el circuito para las pruebas fue cerrado, porque era demasiado peligroso: las pruebas de las motos ahora se efectúan en cámaras de rodaje más seguras, dentro de los departamentos de producción.