share

El proyecto “Cucciolo”

El motor Cucciolo

Aldo Farinelli, co-diseñador del Cucciolo

Gianluigi Mengoli con la viuda de Farinelli

Aldo Leoni, segundo co-diseñador del Cucciolo

El primer ejemplar del Cucciolo producido por la compañía SIATA de Turín en 1945

Vista del motor Cucciolo SIATA del lado pedal

 
 

Para realizar este pequeño motor se reunieron dos grandes talentos, con su habilidad técnica, su extraordinaria seriedad en el estudio y su espíritu innovador.
Estas son las cualidades que ayudaron a quienes tuvieron la misión de producirlo.
De aquí nació la industria Motociclística DUCATI.
Nuestro agradecimiento al Abogado Aldo Farinelli y al Perito Industrial Aldo Leoni.

Gianluigi Mengoli
Director de Investigación y Desarrollo Ducati

Con esta dedicatoria, impresa en el libro "Year Book DUCATI 2001" obsequiado a la viuda Farinelli y a Aldo Leoni en ocasión del encuentro del 24 de abril de

2002,

Mengoli quiso honrar a Aldo Farinelli y Aldo Leoni.

Recordar a Aldo Farinelli y el proyecto CUCCIOLO significa rememorar los años de la gran afirmación del éxito Ducati en el mundo.

La historia comienza inmediatamente después del armisticio del 8 de septiembre de 1943. El contable Giorgio Ambrosini, propietario de la empresa S.I.A.T.A. y el Abg.do Farinelli encargan a Aldo Leoni el diseño de un motor de dos tiempos parecido al del técnico francés de origen italiano, Giuseppe Remondini, quien se puso en contacto con Ambrosini, entregando un paquete de diseños relativos a aquel motor con la esperanza de producirlo.
El trabajo comenzó en secreto y desobedeciendo las indicaciones del Gobierno (la guerra aún continuaba), el motor se debía montar, sin ninguna transformación, al marco de una normal bicicleta.

La intención del Abg.do Farinelli no era construir el motor Remondini en Siata,

sino hacer uno original S.I.A.T.A. para aplicarlo a cualquier bicicleta.

Se diseñó y construyó un ciclomotor de dos tiempos de 50 cc. con tracción directamente en la rueda del ciclo mediante un rodillo. Aldo Leoni propuso el estudio de un motor de cuatro tiempos con cambio de dos velocidades y tracción por cadena en la rueda trasera de la bicicleta, obtuvo la autorización y así diseñó en su casa el nuevo proyecto y comenzó la aventura CUCCIOLO.

El estudio del motor requirió poco tiempo, pero la verdadera dificultad consistía en la necesidad de un volante magnético idóneo para las exigencias del Cucciolo.
Una vez comprobada la imposibilidad de hallar dicho volante, Leoni tuvo que diseñar uno con la bobina dividida en dos partes y conectadas en serie para mantener las dimensiones axiales compatibles con el espacio disponible.


Después de haber recogido suficiente material para construir el primer ejemplar del micromotor, a finales de 1944 el Abg.do Farinelli probó el prototipo del Cucciolo en las calles de Turín.

Las pruebas en carretera del prototipo las realizó incluso el hijo Ugo, el hermano de Farinelli, Ezio Furio en el área de Biela y Aldo Leoni.