share

Borgo Panigale: del campo a los circuitos

Un viejo letrero que indica Borgo Panigale como capital

Borgo Panigale se convierte en fracción de Bolonia en 1936

El cruce de via Emilia y via Ducati en 1935

Una antigua postal de Borgo Panigale

 
 

En el panorama motociclístico, el nombre Borgo Panigale evoca inmediatamente la imagen de los rojos bólidos fabricados en la planta de Ducati, que han hecho famoso este pequeño barrio de la ciudad de Bolonia. ¿Pero cuál es la historia de Borgo Panigale?
El aspecto de este barrio es parecido al de todas las áreas urbanas de Bolonia, al menos desde cuando un masivo programa de construcción ha cambiado su naturaleza de barrio campesino.

No se sabe exactamente cuando nace Borgo Panigale, pero algunas excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en 1984 establecen que el área ya estaba poblada durante la prehistoria. La realización de la via Emilia durante la Época Romana, es decir la calle que conecta Piacenza con Rimini, pasando por Bolonia, desarrolló el área suburbana de la capital de provincia, que en ese entonces se llamaba "BONONIA".
En el área de Borgo Panigale, donde desde siempre existía una cultura agrícola, se desarrolló la actividad comercial. Nacieron talleres de carpinteros, herreros y artesanos que trabajaban la cerámica y la terracota (no nos olvidemos que Borgo Panigale esta muy cerca de la provincia de Módena, donde aún hoy sigue siendo fuerte la producción de mayólicas y cerámicas). Se sabe el primer nombre de la zona: VICO PANICALIS. Vico en latín significa aldea, mientras que el término Panicalis tiene raíces en el cultivo de semillas de panizo común, un tipo de cereal parecido al mijo.

En algunos documentos conservados en los museos de Bolonia consta que el nombre Borgo Panigale, igual al que se usa hoy, existía ya a finales de la Edad Media.
La actividad campesina y la de los talleres de artesanos eran la base de la economía del barrio. Muchas áreas eran de propiedad de ricas familias de la zona. En realidad aún ahora algunas de las residencias más bellas y elegantes de Bolonia se encuentran precisamente en los entornos de Borgo Panigale.
La via Emilia era el cruce de todos los transportes desde y hacia Bolonia, y esto

llevó al desarrollo comercial y económico de esta zona, que seguía manteniendo un aspecto y una mentalidad más parecida a la de un pueblo del campo que al de una periferia de una gran ciudad.

El gran cambio ocurrió después de la Primera Guerra Mundial, cuando la ciudad de Bolonia comenzó a expandirse y a englobar las zonas periféricas.
Alrededor de los años 30, exactamente en 1936, Borgo Panigale perdió su identidad de fracción de Bolonia, para convertirse en un barrio de la ciudad. Se construyó el primer y hasta el momento único aeropuerto de Bolonia y se potenció la red de ferrocarriles que conectaba directamente Bolonia con Florencia. Un año antes, cerca de via Emilia y via Maranesi (luego via Ducati) se colocó la primera piedra de una empresa que habría convertido esta pequeña fracción de Bolonia en un lugar famoso en todo el mundo: Ducati. La ubicación de la planta no fue casual. Los hermanos Ducati habían comprendido perfectamente la importancia de estar al lado de la única carretera que permitía desplazamientos rápidos de componentes y productos acabados entre el norte y el sur de Italia. Era fácil llegar a ciudades como Milán, Florencia, Ancona y Génova.

En el período entre los años 50 y 80 se experimenta otra ampliación del área de Borgo Panigale, con la realización de nuevas viviendas y actividades comerciales, que moldearon el aspecto actual del barrio.