share

Bruno Cavalieri Ducati

Los hermanos Bruno, Adriano y Marcello Cavalieri Ducati, fundadores de la empresa de Borgo Panigale.

La planta de Borgo Panigale, aún hoy sede de Ducati Motor, fue diseñada por el mismo Bruno Ducati.

Durante casi un siglo la relación entre los tres hermanos se mantuvo siempre fuerte.

Bruno Cavalieri Ducati falleció el 18 de mayo de 2001, después de haber dedicado toda su vida a la empresa que había fundado.

 
 

De radio brevetti a las motos

Cuando Adriano, Bruno y Marcello Cavalieri Ducati fundaron en julio de 1926 la "Società Scientifica Radio Brevetti Ducati" en Bolonia, la suma de sus años no llegaba a cincuenta. Y tal vez no habrían imaginado jamás que de aquella modesta industria de material radioeléctrico habría surgido una de las casas motociclísticas más prestigiosas del mundo.
Los primeros tiempos no fueron de tan buen agüero.

En 1922 Adriano Ducati, un estudiante de física de diecinueve años de edad, hizo una serie de experimentos sobre la naciente ciencia de la radio y sus aplicaciones prácticas. El 15 de enero de 1924 había logrado, con los aparatos que él mismo había construido, ponerse en contacto con Estados Unidos desde su casa en Bolonia: un hecho extraordinario para la época.
Fue el inicio de la gran aventura Ducati.

Después de la fabricación de condensadores y componentes electrónicos, en los años siguientes se instituyó también un amplio sector de investigaciones para acompañar la electrónica con la óptica y la mecánica, comenzando a producir máquinas fotográficas y lentes, además de cajas registradoras y máquinas de afeitar eléctricas.
Mientras Adriano era la mente técnico-científica de la empresa, Bruno era el Director Administrativo y Financiero.

El 7 de mayo de 1934, en ocasión del I Congreso de Radiotécnicos Italianos que tuvo lugar en Bolonia, Guglielmo Marconi quiso visitar la "Società Scientifica Radio Brevetti Ducati" en su planta en Viale Guidotti 51: fue una visita memorable para los hermanos Ducati. Al despedirse, después de dos horas, Marconi dejó como regalo una fotografía con una dedicatoria, que aún se conserva.

En 1935 debido a la rápida expansión de la empresa, se compró un terreno de 120.000 m2 en Borgo Panigale, en la periferia noroeste de Bolonia. El 1 de junio de ese año, frente a las autoridades de la ciudad, fue colocada la primera piedra de la que sería la planta actual en Via Cavalieri Ducati 3, cuyo diseño arquitectónico fue de Bruno Cavalieri Ducati.
Por sus méritos fue nombrado en 1939 Cavaliere del Lavoro (Medalla al Mérito en el Trabajo).

El día después del armisticio, el 9 de septiembre de 1943, a las 9:00 de la mañana, 20 tanques alemanes se detuvieron frente a las plantas de Ducati en Borgo Panigale y soldados armados con metralletas rodearon los edificios. Comenzó una tragedia que parecía no tener fin para los hermanos Ducati y su empresa. Frente a una fábrica de más de 30.000 m2, con 6.000 empleados y 4.000 máquinas herramienta, el Mando Supremo alemán dio la orden de trasladar todo, hombres y máquinas, a Alemania. Sin la ayuda de nadie sino del valor de sus trabajadores, los hermanos Ducati lograron trasladar de noche, a depósitos secretos, con camiones, carretas y también a mano, muchas maquinarias y parte de las materias primas, arriesgando sus propias vidas si hubieran sido descubiertos. Los esfuerzos no fueron premiados: el 12 de octubre de 1944 las escuadrillas de bombarderos aliados arrasaron las plantas.

En los primeros tiempos posbélicos, los intentos por reconstruir la empresa se vieron frustrados por graves problemas financieros: el 1º de diciembre de 1947 la "Società Scientifica Radio Brevetti Ducati" presentó los libros contables al juez. Hasta 1948, año en que la empresa pasó a manos del FIM (Fondo Industrias Mecánicas) y del IMI (Instituto Mobiliario Italiano), Bruno Cavalieri Ducati siguió siendo el Director Administrativo y Financiero. Después de esa fecha el control de la fábrica pasó totalmente a manos del Estado.

Mientras tanto la guerra había terminado, y había comenzado la difícil tarea de reconstrucción: el mismo alcalde de Bolonia, Giuseppe Dozza, había puesto a disposición de los hermanos Ducati 12 camiones recibidos en dotación de los aliados para liberar el área de los escombros de los bombardeos. Era el momento ideal para buscar nuevos caminos para diversificar la producción. En 1945 salió de las fábricas de Borgo Panigale el Cucciolo, el primer motociclo producido por Ducati, fundador de la sucesiva producción motociclística . El Cucciolo representó una innovación en el sector del motociclismo: nadie antes había tenido la genial intuición de combinar un propulsor y una bicicleta. Habían comprendido que las difíciles condiciones económicas posbélicas no habrían permitido a muchos la compra de un medio más caro, no sólo por el coste sino por la dificultad para conseguir el combustible: el objetivo principal era un motor pequeño de cuatro tiempos, capaz de adaptarse a cualquier tipo de combustible, gracias a una baja relación de compresión (respecto a la competencia el Cucciolo era más poderoso y consumía muy poco: 100 km con un litro en condiciones óptimas).
Este modelo tuvo un éxito tan grande que se convirtió en uno de los fundamentos del renacimiento de la empresa.

Había comenzado la era motociclística de Ducati: su éxito ya es historia para nosotros.

En 1998 fue nombrado Presidente Honorario de Ducati Motor Holding S.p.A.

Pocos meses antes de fallecer, el 30 de marzo de 2001, Bruno Cavalieri Ducati envió una carta a los ex-trabajadores Ducati de finales de los años 30, verdadera edad de oro de la empresa boloñesa.
Pero su mensaje era en realidad para todos los habían contribuido al éxito de Ducati en tantos años de historia.
Ahora que Bruno ya no está, esa carta representa un testamento espiritual, un impulso para seguir adelante con valor y pasión por el camino que otros emprendieron hace muchos años.