share

Aldo Farinelli

Aldo Farinelli, co-diseñador del Cucciolo.

Cuando era joven Farinelli fue también piloto de motocicletas.

Aldo Leoni, segundo co-diseñador del Cucciolo.

El Cucciolo Siata. El fileteado transversal de la culata es típico de los ejemplares producidos en Turín en 1945.

El Cucciolo Siata. El fileteado transversal de la culata es típico de los ejemplares producidos en Turín en 1945.

La primera imagen promocional del Cucciolo en 1945.

El Cucciolo versión Ducati se caracteriza por el fileteado horizontal de la culata.

El mini coche MITZI.

 
 

Ésta es la historia de un hombre que cambió el mundo de los motores. Es la historia de Aldo Farinelli, abogado y periodista técnico, nacido en Turín el 23 de mayo de 1898.

Su pasión por los automóviles y las motocicletas nace desde muy joven, gracias a un tío aficionado a los motores, que visitaba muy a menudo.
Pronto compagina la actividad de abogado con aquella de periodista, colaborando con varias revistas de automovilismo como la "Edisport" de Milán.

De 1943 a 1946, desempeña la función de gerente de SIATA de Turín, empresa especializada en la ampliación deportiva de coches de serie, pudiendo así demostrar su talento de inventor y técnico.
Durante ese período crea y patenta el diseño de un motor auxiliar de cuatro tiempos, el "Cucciolo" (cachorro), el primero en Italia para la motorización de bicicletas y el más conocido en el período justo después de la guerra.

Farinelli había comprendido la necesidad de un medio de transporte pequeño, simple y fiable, capaz de satisfacer las necesidades de movilidad que se surgirían al final del conflicto.
Vende la licencia de fabricación a SIATA y luego a Ducati de Borgo Panigale, abriendo las puertas de esta empresa al mundo de las motocicletas, en el cual tendrá un enorme éxito.

Entre 1948 y 1949, Giorgio Ambrosiani, dueño de SIATA, le pide que realice un mini coche, y, en colaboración con el técnico Leoni, diseña el MITZI, un pequeño coche deportivo de dos plazas con techo de tela descapotable. Ya que la ubicación del motor - delante o detrás - era un tema técnicamente inseguro, el diseño se aparca durante un tiempo, hasta que en 1953 el propio Leoni lo vuelve a activar.

En 1959, publica "El nuevo Reader's Digest de las carreteras" para las Ediciones

Motor Italia, una recopilación de los aspectos esenciales del nuevo Código de Circulación, cuya redacción se acababa de terminar aquel mismo año.

A partir de 1960, durante varios años preside la Comisión jurídica del Automobile Club y es miembro de su consejo de administración, así como conferenciante en los congresos anuales sobre circulación y tráfico de Stresa. Su dedicación a los problemas relacionados con la circulación en carretera y la pasión por el mundo de las cuatro ruedas lo llevan a una colaboración duradera con el periódico La Stampa de Turín.

En 1968, para coronar su larga carrera jurídica como letrado que lo había conducido a éxitos delante de los Tribunales de Casación, es premiado con la medalla de oro por su 50 aniversario de abogado.
Falleció el 13 de octubre de 1978 y descansa en la tumba familiar en Belgirate frente al Lago Maggiore.