share

Apollo

En 1963 Fabio Taglioni realiza el prototipo de la Apollo, primera moto Ducati con la configuración del motor en L.

La Apollo fue encargada por el importador americano Joe Berliner y fue el primer intento de realizar una “maxi moto”, especialmente diseñada para la policía americana y posiblemente ofrecida al gran público.

El motor de cuatro cilindros en L a 90° fue el precursor del que en poco tiempo se convertiría en uno de los pilares de la tradición técnica Ducati: el motor Bicilíndrico en L.

La Apollo fue uno de los proyectos más ambiciosos y al mismo tiempo desafortunados, diseñados por la empresa de Borgo Panigale en la primera mitad de los años 60.

La Apollo fue vendida a un coleccionista japonés en 1984 y en 2001 regresó a su resplandor originario gracias al personal del Museo Ducati que la recuperó en el 2000.

En 2002 la Apollo desfiló en el “Goodwood Festival of Speed”, despertando el interés de los apasionados de las dos ruedas.

También Loris Capirossi, pudo apreciar las dimensiones de este auténtico “monstruo” de la empresa de Borgo Panigale en 2003, al inicio de su carrera en Ducati.

Giuseppe Montano entrega la Apollo a Joe Berliner, junto a Fabio Taglioni.

Un singular catálogo realizado por el importador Berliner para el mercado estadounidense con las características técnicas y el precio de venta de la Apollo.

 
 

En la historia de Ducati sería apropiado definir la Apollo como el eslabón de conexión en la cadena de la evolución de las motos de Borgo Panigale, el eslabón perdido que explica porqué Ducati pasó de las motos monocilíndricas a las bicilíndricas.

Vamos a intentar reconstruir la historia de este mastodonte. En 1963 Joe Berliner, el único importador oficial Ducati en EE.UU. desde 1958 y hombre con un enorme poder de decisión en Borgo Panigale, dispuso la realización de una nueva moto de 1200 cc. concebida inicialmente como competidora potencial de las Harley-Davidson, utilizadas en ese entonces por la policía estadounidense, y luego como moto para los clientes estadounidenses.

Una misión nada fácil para Fabio Taglioni, si consideramos que en esos años en Ducati las motos más grandes eran de 350 cc.
Sin embargo Taglioni no se desanimó y en un tiempo bastante breve Ducati pudo presentar el proyecto más ambicioso de su historia: una moto de 1257 cc, 100 caballos de potencia, que pesaba 270 kg y que alcanzaba una velocidad estimada de 135 mph, unos 200 km/h. Además Ducati sigue teniendo una especie de récord por esta creación, puesto que fue la única empresa europea capaz de concebir una moto de este tipo.
El modelo fue presentado en verano de 1963, cuando el director ejecutivo de ese entonces, Giuseppe Montano, oficializó el contrato estrechando la mano a Joe Berliner, escena de una famosa fotografía. Junto a ellos no podía faltar el ingeniero Taglioni, al lado de su nueva criatura.
La elección del nombre "Apollo" no fue al azar. En esos tiempos recién comenzaba la carrera hacia el espacio por parte de los cosmonautas rusos y estadounidenses, por tanto Apollo conmemoraba las hazañas aeronáuticas de la época. En realidad la moto no tuvo la misma suerte que las famosas naves espaciales estadounidenses.
Los problemas que determinaron el fracaso del proyecto fueron esencialmente el peso y la potencia del motor, realmente excesivos, además de la imposibilidad en Italia de conseguir un material que resistiera los esfuerzos de motor de cuatro cilindros en "L" a 90°. La moto fue sometida a pruebas muy estrictas, la mayor parte las efectuó Librenti, pero también Farné decidió probarla y su comentario fue lapidario: "Parecía un camión. No me gustó."
Para intentar que fuera más idónea para el uso en carretera, se redujo la potencia de 80 a 65 CV y la moto fue equipada con neumáticos especiales, pero los problemas no desaparecieron.
Fue el final del sueño. La Apollo no superó jamás la fase de prototipo y se produjo un número muy pequeño - en realidad, sólo dos ejemplares, de los cuales sobrevivió sólo uno. La moto permaneció sin ser usada hasta el año 1984, año en que los restos de Berliner Motor Company fueron comprados por Domiracing Ltd; quien vendió ese mismo año la Apollo a un coleccionista japonés que aún sigue siendo anónimo.

Los neo-Ducatistas se preguntarán porqué "perder" tiempo por una moto que ni siquiera fue producida. La razón es simple. De alguna manera, si queremos comparar la historia de nuestras motos con la historia del hombre, la Apollo representa el "fósil" del moderno motor bicilíndrico Ducati.
En 1968 Taglioni decidió revalorar este proyecto que había sido olvidado demasiado pronto, fabricando el primer ejemplar de las producciones actuales Ducati: el motor bicilíndrico Gran Prix 500 cc con distribución de pares cónicos, nacido para las competiciones en el momento en que Ducati decidió regresar al mundo de las carreras.

Por consiguiente, deseamos recordar la Apollo no tanto por ser un objeto extraño (según lo que sabemos el ejemplar que estuvo expuesto en el Museo de 2002 a 2003 es el único que existe en el mundo) sino más bien por la importancia que tiene respecto a las modernas Ducati, incluso para las más recientes Superbikes.

 

Especificaciones técnicas

  • MOTOR

  • TRANSMISIÓN

  • CHASIS

Suscríbete a la Newsletter y sé el primero en enterarte!

Introduciendo tu dirección de correo electrónico estarás siempre al día de las novedades y promociones de Ducati. Puedes concluir tu inscripción en cualquier momento y crear tu perfil en Ducati.com para acceder a todas las funciones.
Declaro estar al tanto de la información comprendida en el artículo 13 del decreto legislativo 196/2003 y del anexo del artículo 7 del Código de privacidad y

consiento en el tratamiento de mi dirección de correo electrónico con la finalidad en él descrita

Ingrese su dirección de correo electrónico