share

Siluro

La Ducati 100 “Siluro” fue diseñada especialmente para conquistar la marca de velocidad en el circuito ovalado de Monza.

En noviembre de 1956 con la Ducati Siluro, la empresa de Borgo Panigale obtuvo 46 récords de velocidad en Monza.

Santo Ciceri sonríe dentro de la Siluro junto a Fabio Taglioni y a Mario Carini, después de haber obtenido 46 “Récords de Velocidad” en Monza en noviembre de 1956.

 
 

En 1956 Ducati intentó establecer una serie de récords mundiales en varias categorías.
En aquel período el público estaba completamente fascinado por los récords de velocidad y es en ese contexto que Ducati crea un vehículo concebido para batir marcas, usando la Gran Sport 100 como base.

De hecho las modificaciones a la mecánica y al bastidor fueron limitadas, mientras que los cambios más importantes se llevaron a cabo en la carrocería, diseñada por Ducati junto con un ingeniero aeronáutico y con un taller de carrocería Tibaldi, especializado en la transformación del aluminio.
El resultado: un fantástico carenado con forma de "lenguado" que mejoraba muchísimo la aerodinámica del vehículo.

La prueba fue llevada a cabo por dos pilotos privados y el día viernes 30 de noviembre se efectuó un intento por establecer nuevos récords.
Ante las previsiones de lluvia, se cubrió el espacio entre el piloto y el carenado con una lona elástica impermeable.

Ese día fue un enorme triunfo: batió cuarenta y cuatro récords mundiales.
La Siluro estableció cinco nuevos récords en la clase 250, a pesar de tener un motor de solo 100 cc.
¡La moto efectuó la vuelta más rápida con una velocidad media de más de 170 km/h y mantuvo una media de más de 160 km/h durante los 1.000 km!

 

Palmares

30/11/1956  44 Récords de velocidad - Monza
Ciceri/Carini

Especificaciones técnicas

  • MOTOR

  • TRANSMISIÓN

  • CHASIS