share

Cucciolo

El motor Cucciolo.

Una publicidad de la época: el Cucciolo como una valiosa promesa de amor.

Glauco Zitelli en acción sobre el Cucciolo en 1947.

 
 

A mediados de la Segunda Guerra Mundial, un diseñador llamado Aldo Farinelli desarrolló un prototipo de motor auxiliar que se podía instalar en una bicicleta.

El proyecto de Farinelli tenía muchas ventajas con respecto a la competencia, sobre todo por el ciclo de cuatro tiempos y el cambio de dos marchas que aprovechaba completamente la potencia del motor.

Gracias al Cucciolo, S.I.A.T.A. consiguió reanudar sus actividades en mayo de 1945, fecha en que se inauguró en Turín la nueva fábrica de via Leonardo da Vinci, que se construyó en un tiempo récord en el lugar del antiguo edificio dañado durante el conflicto.
El Cucciolo debutó en la Feria de Turín y para presentar el micro motor fabricado por S.I.A.T.A. la revista Motociclismo tituló así el número del 26 de julio de 1945: "En Turín ha nacido un cachorro (cucciolo)".
 

Ya en los primeros meses de comercialización del modelo Tipo 1, se hizo evidente que S.I.A.T.A. no habría podido satisfacer por sí sola un número tan elevado de pedidos.
Este es el momento en que entra en juego Ducati de Bolonia.
En 1945 el grupo Ducati, ya conocido y apreciado por sus productos de vanguardia en el sector de los aparatos radioeléctricos y mecánicos de precisión, decidió ampliar su campo de actividades, comenzando la producción del Cucciolo y adquiriendo todos los derechos de producción.

En marzo de 1946 se produjeron los primeros diez motores Cucciolo Tipo 1, fabricados bajo licencia "S.I.A.T.A.", y presentados en la Feria de muestras de Milán en septiembre de 1946.
El mismo año Ducati presentó su primer proyecto original, el T2. A pesar de la fuerte influencia del proyecto T1, el T2 contaba con considerables mejorías por lo que concierne a la eficiencia y a la robustez del motor y, sobre todo, en relación a la lógica de fabricación. Por ejemplo, el cilindro de nuevo diseño era amovible, el acceso al mecanismo de accionamiento era más fácil, la culata había sido modificada y la potencia aumentada.
El chasis era tubular (¡muy moderno!) y las suspensiones eran sumamente flexibles, tanto delante como atrás. El motor estaba montado en voladizo.
Para su transporte estaba previsto un resistente y cómodo portaequipaje amortiguado con suspensiones telescópicas independientes a las del bastidor.

La empresa lanzó al mercado una versión deportiva del T2, capaz de suministrar 2 CV de potencia y de alcanzar una velocidad máxima de 60 km/h.
En los dos años 1947 y 1948 la producción llegó a 240 unidades diarias.
En 1948 bajo la dirección de Giovanni Florio, el primer motor diseñado completamente por Ducati, el T3, entró en producción.

El T3 había heredado del primer Cucciolo el cambio de tres marchas y una válvula lubricada con grasa alojada en un cárter.
En 1949 Caproni di Rovereto, famoso constructor de aviones durante la guerra, desarrolló un chasis tubular especial con suspensión trasera.

Durante el verano de 1949: el chasis de Caproni siguió mejorando y llegó a tomar la forma de una verdadera motocicleta para recibir al nuevo y crecido Cucciolo T3, completamente rediseñado e instalado sobre el vehículo en Borgo Panigale.

Nació así la Ducati 60 que entró a formar parte de la categoría "Motos ligeras". Un año después se presentó la versión deportiva de la 60, con una cilindrada de 65 cc., basculante trasero con sistema "monocross" y dos pares de amortiguadores telescópicos.
Este modelo marcó la entrada de la empresa en el mundo de las competiciones.
Es importante notar el bajo consumo de combustible del Cucciolo: ¡hacía casi cien kilómetros con un litro!

 

Palmares

15/02/1947  1° Circuito de Viareggio
Mario Recchia
1950 Record de velocidad 50cc - Monza
Tamarozzi/Zitelli

Especificaciones técnicas

  • MOTOR

  • TRANSMISIÓN